fbpx
Home Noticias Atletismo Ni el COVID-19 frena a los atletas de marcha

Ni el COVID-19 frena a los atletas de marcha

Ni el COVID-19 frena a los atletas de marcha
0
0

Las buenas guías de entrenamiento, así como una muy bien calculada planificación ha ayudado a que diversos atletas de la modalidad de marcha del atletismo puedan seguir practicando de cara a los eventos importantes que vienen en 2021, ya sean del área Centroamericana, Caribe o a nivel global.

Uno de los ejemplos es Yeudy Bonilla, el joven proveniente de San Carlos, se ha mantenido con entrenamientos un poco distintos a los que venía realizando. El joven que también es preseleccionado nacional ha mencionado que una vez que en el país se flexibilizaron las medidas volvió al entrenamiento funcional y notó que lo hecho en casa, le ayudó a mantenerse.

“Al comienzo de la pandemia mi entrenador Allan Segura hizo un cambio de metodología de entrenamiento, ya que no podíamos ir a la pista ni utilizar las carreteras a causa del COVID19 nos enfocamos en trabajar ejercicios de fuerza, flexibilidad y agilidad para mejorar la técnica a la hora de ejecutar la marcha”, señaló Bonilla, actual poseedor del récord Nacional de pista 10 y 20 km.

Además de él, también está la joven Mariana Muñoz que, en conjunto con Bonilla, tienen la mente puesta en los Juegos Centroamericanos Santa Tecla (El Salvador) 2021, pero otras competencias que tienen una vez logren su reprogramación en el Mundial Juvenil de Marcha en Bielorrusia y el Mundial Mayor de Kenia.

Los marchistas principalmente realizan trabajos teóricos, estratégicos, terapias físicas, ejercicios en casa y se mantienen activos con las charlas que brinda la Federación Costarricense de Atletismo (FECOA).

Aunque no todos los atletas nacionales se están entrenando en el país, tal es el caso de los legionarios Deivy Cordero e Ilena Campo, ambos entrenan para las modalidades de 20 y 50 km respectivamente, y se encuentran entrenando duro en Toluca, México.

“En nuestro caso no hemos parado tanto como en Costa Rica ya que hemos estado trabajando mucho en la montaña a realizar fondos por lo que hemos mantenido los trabajos de forma ininterrumpidas tomando en cuenta todas las medidas sanitarias para evitar contagiarse del COVID-19” mencionó el joven Cordero.

El Gestor Deportivo de la FECOA Luis Quijano, hizo una señalización de la cantidad de kilómetros que acumulan los diferentes marchistas, por ejemplo, un atleta de la modalidad de 10 km, al mes puede acumular casi 260 km, por su parte los que entrenan para 20 km, pueden exceder la increíble cifra de 500 km, por ende, lo vital que es lograr un buen descanso y recuperación.

Como podemos observar, los atletas de marcha no se dan por vencidos ante la pandemia, al contrario, ponen todos sus esfuerzos para lograr las metas a corto y largo plazo. Esperando la reactivación de las competencias oficiales.