fbpx
Home Noticias Fútbol Conocer el Santiago Bernabéu será una realidad para 6 niños de Guararí de Heredia

Conocer el Santiago Bernabéu será una realidad para 6 niños de Guararí de Heredia

Conocer el Santiago Bernabéu será  una realidad para 6 niños de Guararí de Heredia
0
0

Esto se da gracias a su desempeño académico, futbolístico y buena conducta. Foto: Imacorp

Ir a conocer el estadio del equipo de sus amores y ver a sus ídolos es el sueño de los 125 niños que forman parte de la Escuela Socio Deportiva de la Fundación Real Madrid y que hoy estarán más cerca de lograrlo para seis de ellos.

 Se trata de Steven Méndez, Justin Muñoz, Jhon Jairo Zamora, Kendall Zúñiga, Brandon Linares y Fabián Picado.

Estos 6 jóvenes fueron seleccionados por su buen desempeño académico, comportamiento, muestra de valores, compañerismo y liderazgo en la cancha, requerimientos básicos de la Fundación Real Madrid para empoderar a los niños y sus familias para que logren alcanzar sus sueños, metas y objetivos.

Gracias a este premio, los 6 estudiantes tendrán la oportunidad de viajar al país europeo, en el que conocerán el Santiago Bernabeu, entrenarán en Valdebebas y cumplirán el sueño de sus vidas al ver a sus ídolos futbolísticos.


“La elección de los chicos que viajan a Madrid no es un proceso sencillo, se realiza desde el primer entrenamiento del año al último. Se toma en cuenta las notas, la forma en que los chicos se comportan en la cancha con sus compañeros y también en sus casas con sus familias.

Los niños que viajan lo hacen porque se lo ganaron, porque siempre se esforzaron por ser mejores, no solo en las escuelas y colegios, sino en la vida.

Y quienes viajan asumen un compromiso, seguir siendo ejemplo para sus compañeros.  Y para nosotros es un honor contribuir a cumplir ese sueño” indicó Gastón Oróstegui, Country Manager de Globalvia Ruta 27, empresa responsable del viaje.

La Escuela Socio Deportiva de la Fundación Real Madrid está integrada por  125 estudiantes pertenecientes a la comunidad de Guararí de Heredia, y es posible en nuestro país gracias a la alianza estratégica entre Globalvia, la Universidad Latina de Costa Rica y la Fundación Real Madrid.

Este proyecto tiene como propósito inculcar valores a través del deporte.  Con los años ha adoptado un formato más integral, donde los pequeños junto a sus familias, se benefician con servicios adicionales como atención psicológica, cursos de computación, acompañamiento académico, entre otros.

“En la Universidad Latina de Costa Rica desarrollamos la Escuela Socio Deportiva de la Fundación Real Madrid desde el 2012 con menores de Guararí de Heredia y este 2018 en San Pedro, Montes de Oca y nos llena de orgullo ser parte de este proyecto y premiamos el esfuerzo de los niños y sus familias. La práctica deportiva constituye un importante factor de integración social; por esta razón buscamos generar un sano esparcimiento, e inculcar los valores de la disciplina, compromiso y responsabilidad”, comentó Cindy Madrigal, Gerente de Relaciones Públicas de la Universidad Latina de Costa Rica

La Escuela Socio Deportiva de la Fundación Real Madrid divide a los 125 niños en tres categorías: la A que trabaja con niños de 5 a 9 años, la B con niños de 10 a 12 años y la C, con adolescentes entre los 13 y 17 años de edad.

Actualmente, el programa cuenta con 8 entrenadores, quienes han sido certificados directamente por la Fundación Real Madrid y su equipo deportivo para enseñar a los jóvenes utilizando el método del Real Madrid.

Esta fue la reacción de uno de los niños que viajará a España. Foto: IMACORP

Perfil de seleccionados 2018

  1. Steven Mendez Parra, 17 años

Steven es muy aplicado, entró desde que la Escuela Socio Deportiva  comenzó y cuesta mucho que falte a los entrenamientos, es cooperador y un gran amigo. 

Es callado, cariñoso y  nunca se le ha visto una mala actitud con nadie. Los primeros años tuvo problemas con las notas, pero se propuso a mejorarlas y desde hace dos años ha cumplido con su objetivo.

Steven sueña con ser informático y seguir mejorando en el futbol hasta convertirse en un muy buen jugador.  

  • Justin David Muñoz, 13 años

Justin tiene dos años en la Escuela Socio Deportiva, se destaca por ser muy educado y respetuoso. 

Siempre se esfuerza en los entrenamientos, es muy responsable y gracias a la escuela encontró muchos amigos, mejoró las notas lo que le ha permitido mantenerse.

Justin quiere ser piloto cuando sea grande.

  • Jhon Jairo Zamora Espinoza, 16 años

John Jairo fue uno de los estudiantes que empezó con el proyecto, cuando entró era muy reservado, pero poco a poco fue desenvolviéndose.

Es un muchacho muy maduro para su edad, inteligente, sus notas son muy buenas y se caracteriza por ser muy responsable.

Jhon Jairo además de estudiar, empezó a trabajar para ayudar en lo económico a su familia, es el mayor de tres hermanos, y los tres son parte de este proyecto.

Jhon Jairo quiere ser  Ingeniero Electromecánico.

  • Kendall Zúñiga, 11 años

Kendall es el más pequeño del grupo, pero el más hablantín, desde que llegó a la escuela se ha caracterizado por ser muy respetuoso, siempre asiste a los entrenamientos y está dispuesto a colaborar. 

Kendall asegura que en la escuela aprendió a valorar a las personas. La buena educación que ha recibido de sus padres se nota tanto dentro como fuera de la cancha.

La meta de Kendall es ser futbolista profesional y empresario.

  • Brandon Josué Linares, 13 años

A Brandon lo caracteriza la sonrisa y el respeto ya que es muy educado e inteligente.

Es hijo único, siempre está pendiente del bienestar de su mamá, sabe que la vida no es sencilla, por eso aprovecha muy bien de todas las oportunidades que se le presentan.

Él quiere ser futbolista, pero estudiará para tener una carrera como Ingeniero Civil.

  • Fabián Picado, 16 años

A su corta edad le ha tocado enfrentar varias pruebas al lado de su familia, pero siempre ha mostrado una buena actitud y perseverancia.

Es un muchacho que es callado, pero se transforma en la cancha, es uno de los estudiantes más respetados por sus compañeros, no solo por su personalidad respetuosa, seria y sin hacer bromas a nadie, sino también por la calidad de jugador que es.

Fabián reconoce que antes solía pelear con sus hermanos y papás, situación que cambió gracias a lo aprendido en la escuela.

La meta de Fabián es llegar a ser futbolista.

A %d blogueros les gusta esto: