fbpx
Home Noticias Gimnasia Angie Ruiz: “La gimnasia me ha hecho fuerte”

Angie Ruiz: “La gimnasia me ha hecho fuerte”

Angie Ruiz: “La gimnasia me ha hecho fuerte”
0
0

Angie Ruiz disfruta al máximo la gimnasia artística. Foto por LK Photography.

Hace ochos años, la atleta Angie Ruiz ingresó al Club Gimnástico Carbonell en mira de cumplir uno de sus sueños: ser gimnasta. Desde entonces, la administración del lugar la ha apoyado con una beca para que ella pueda desarrollarse en el atrevido deporte.

Cuando inició entrenaba todos los días después de clases, se trasladaba caminando porque el gimnasio estaba ubicado en Lagunilla de Heredia, a unos cuantos metros de su casa, sin embargo, desde que Carbonell se trasladó a Santa Ana el escenario cambió, ahora solo entrena tres días a la semana porque se le dificulta viajar.

“He tenido que esforzarme, disciplinarme y arriesgarme para seguir viviendo mi sueño”, comentó Ruiz.

La gimnasia como cualquier otra disciplina requiere esfuerzo y sacrificio, tales cualidades están en el ADN de la atleta, pues ha logrado siete trofeos y 53 medallas, entre ellas una de oro por el primer lugar en piso.

Estos son algunos de las medallas y trofeos que ha obtenido la atleta. Foto brindada por la atleta

Lo hago por amor

“Para un campeonato que disputaría en Panamá vendimos vigorones, y  unas llaves mayas que nos habían donado, teníamos que recolectar el dinero del viaje, pero eso es parte de seguirla apoyando, siento que soy un pilar, que no puedo renunciar porque está ganando la posibilidad de seguir cumpliendo el sueño que siempre quiso. Ella es una campeona para mí, afirmó Lidieth Chaves, madre de Angie.

Además, como parte del agradecimiento al Club y de continuar apoyando a su hija, Chaves, también forma parte del comité organizador Carbonell desde que Ruiz ingresó.

“No es fácil, todo es un sacrificio pero lo hago por amor” agregó la orgullosa mamá.

Su mamá LidiethChaves ha sido una de las personas que le ha ayudado a cumplir sus sueños. Foto: cortesía Lidieth Chaves

La deportista ha tenido que renunciar a vacaciones de medio año porque justamente los atletas aprovechan ese período para entrenar doble sesión: en la mañana y en la tarde, ha tenido que decir no a diferentes actividades sociales, pero asegura que la recompensa que le ha dejado el deporte ha valido la pena.

“La gimnasia es un deporte para atrevidos, a mí me ha ayudado a desahogarme, a ser más sociable, a relajarme cuando estoy en exámenes, me quita los nervios, aunque he tenido momentos en los que me he lesionado la disciplina me ha hecho mental y físicamente más fuerte, finalizó Ruíz.

Carol Valverde Chaves Practicante de la Universidad San Judas Tadeo
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas