Browse By

Andrés Ramírez: “Mi papá es muy humilde por eso la gente lo quiere”

Desde muy pequeño siempre ha estado involucrado en el fútbol. Foto: Daniela Bonilla

Un joven simpático, risueño, alegre, accesible, y muy humilde,  son solo algunas de las características de  Andrés Ramírez, el hijo de Oscar “el Machillo” Ramírez, el entrenador de la Selección Nacional Mayor de Costa Rica. Andrés tiene 15 años de edad es vecino de Belén en Heredia y también ama el fútbol como su papá.

Para “Nano”, como su papá le dice, es muy gratificante que muchas personas  quieran al “Machillo Ramírez” por su buen labor como técnico pero más aún por la gran humildad que posee.

“Mi papá es muy humilde por eso la gente lo quiere. Un día me pasó, que en el colegio un compañero me dijo que admiraba a mi papá desde que estaba en la Liga, por que es muy bueno y eso me gustó demasiado”, comentó muy emocionado Andrés.

El apoyo es muy importante en las buenas y las malas.  Pues a pesar de los comentarios negativos que ve en redes sociales cuando  pierde o empata La Sele;  Andrés , su mamá y sus tres hermanos, envian  cariño y palabras de aliento para el macho, pues según Ramirez es  esencial para seguir adelante.

“Nosotros tenemos un chat en whats app, y él siempre nos pone un “buenos días, que Dios los acompañe en el Cole y la U, después a mi mamá le pone que le vaya bien pues es ama de casa y tiene que cuidar a mis dos hermanos mayores, mi hermana y porsupuesto a mi que soy el menor”, expresó.

De vez en cuando acompaña a su papá a los entrenamientos. Foto: La Teja

Su principal motivación, es cuando Andrés envia mensajes a su papa con palabras que el describe como que “nacen del corazón” y la respuesta del Macho es “Muchas gracias Nano, Pura Vida, vamos a ver que sucede”. Definitivamente es como una inyección de ánimo.

Los consejos no se pueden quedar atrás. Pues  Andrés de vez en cuando le dice como colocar algunos jugadores en la cancha.

“Él sabe mucho. Tiene mucha trayectoria en Guápiles, La Liga y ahora en La Sele, entonces yo le digo como papi  que pasó con él, porque el está ahi, y el me responde con palabras muy técnicas por eso no puedo reclamarle nada ni decirle nada, porque el sabe mucho, pero siempre me escucha”, dijo Ramírez muy risueño.

Andrés Ramirez, no descarta más adelante incursionar en el fútbol. Pues a los cinco años comenzó y luego lo  dejó por ingresar a clases de Inglés.

“Dentro de unos años quiero jugar como contención, porque siempre he estado en medio y eso me gusta defender, atacar incluso tengo aspiraciones de ser técnico como mi papá”, aseveró .

Desde siempre ha acompañado a su papá a los entrenamientos, y es por ello, que los jugadores de la liga hasta le dicen “hermanillo” por ello se  siente feliz por como convivia con ellos  en los camerinos.

Andrés sueña con ser Administrador de Empresas para ayudar en unas fincas que tiene el Machillo. Además anhela la clasificación a Rusia pues va ser una alegría muy grande no solo para su familia sino también para todo el país.

A %d blogueros les gusta esto: